Raymond Boulanger el piloto mercenario del cartel de Medellin

En la noche del 17 de noviembre y al día siguiente, 18 de noviembre de 1992, un avión Convair 580 pilotado por Raymond Boulanger de Rimouski y acompañado por una tripulación de tres colombianos fue avistado al despegar, seguido luego por un avión de la Agencia Estadounidense de Lucha contra las Drogas (DEA).

que notifique a Canadá; dos F-18 de las Fuerzas Armadas canadienses reemplazan a los estadounidenses frente a Nueva Escocia, pero tienen que abandonar la persecución por falta de combustible; Boulanger aterriza en un aeropuerto en desuso en Casey en Haute Mauricie donde los oficiales de la RCMP lo estaban esperando; el avión transportaba 4.323 kg de cocaína de Colombia y decenas de latas de gasolina para repostar durante el vuelo; para escapar de los radares, Boulanger había tomado una carretera más al este y se había enfrentado a una tormenta; Boulanger es detenido al bajar del avión.

En febrero de 1993, Boulanger confesó su culpabilidad, luego fue condenado a 23 años de prisión; fue empleado del traficante colombiano Pablo Escobar; tiene prohibido pilotar un avión cuando sale de la cárcel. El 7 de julio de 2001, Boulanger escapó mientras realizaba trabajo comunitario en el presbiterio de Saint-Hermas en Mirabel. El 6 de agosto de 2002, Boulanger fue arrestado nuevamente en Montreal mientras intentaba cobrar cheques con una identidad falsa.

En marzo de 2013, Boulanger obtuvo su liberación legal después de 20 años de detención menos el tiempo que pasó huyendo. En 2015, después de una prohibición de 13 años, Boulanger recuperó el derecho a volar un avión con la condición de que no cruzara un límite ubicado en todas las direcciones a 75 km de su residencia. En 2016, luego de la transmisión televisiva de la serie sobre Pablo Escobar, Boulanger afirma que la serie es puro Hollywood y que la Agencia Antidrogas-DEA no interpretó el papel que se le asignó en la serie, pero que la CIA estaba ejecutando la operación.

Afirma que la guerra entre el Cartel de Medelin y el Cartel de Cali no fue tan definida como la serie la presentó; fue una guerra territorial entre Pablo Escobar y los hermanos Orejuela. Aún en prisión, Boulanger debería ser puesto en libertad en febrero de 2019 si no muere antes de esa fecha por el cáncer que ha tenido. Escobar donó un millón de pesos (500.000 dólares) por cada colombiano que mató a un policía. El propio Escobar mató al coronel Carrillo de la unidad de investigación colombiana.

Total Page Visits: 6813 - Today Page Visits: 65
Etiquetas:
 
Next Post

Carlos Mauro Hoyos – El procurador y el asesino