Las últimas cartas de Pablo Escobar

Por: Justicia |/ EL TIEMPO/
19 de agosto de 2014 Fiscalía confirma autenticidad de manuscritos del capo, en caso de crimen de Galán. Estas cartas llegaron a manos de la Fiscalía el 10 de julio del 2009. Las adjuntó un testigo.   cartas_pablo_escobarFoto: Ana María García / EL TIEMPO
Estas cartas llegaron a manos de la Fiscalía el 10 de julio del 2009. Las adjuntó un testigo. “Me gusta mucho tu proyecto. Lo único que no gusta es la acumulación de los procesos en uno solo. Esta acumulación es más perjudicial. Yo creo que cada proceso debe seguir su curso normal. Lo que pasa es que en un proceso hay un testigo o un indicio y eso no lleva a condena (sic). Pero si se juntan todos los indicios y todos los testigos en un solo proceso, la cosa se pone grave”. Instrucciones como esas fueron las que plasmó, de puño y letra, el capo Pablo Escobar al grupo de abogados que negociaba con las autoridades colombianas, a comienzos de los 90. (Lea acá las cartas de Pablo Escobar). En la investigación por el magnicidio de Luis Carlos Galán, la Fiscalía acaba de terminar un estudio grafológico que certifica que 9 cartas sobre su polémico sometimiento a la justicia y otros temas de la época fueron escritos por el capo. En ese paquete también hay cartas escritas a máquina que el narco dirigió al excongresista Alberto Villamizar, que por instrucciones del gobierno de César Gaviria buscó contacto con el capo para que liberara a varias figuras públicas que tenía secuestradas, entre ellas a Maruja Pachón de Villamizar, su propia esposa. Ella era cuñada de Luis Carlos Galán. Esta es una de las cartas escritas por Pablo Escobar sobre las condiciones para el sometimiento a la justicia. Los escritos fueron anexados al expediente por Andrés Villamizar, el actual jefe de la Unidad de Protección y uno de los testigos en el proceso. En los mensajes enviados a Alberto Villamizar, el capo dice que el exjefe del DAS Miguel Alfredo Maza Márquez supuestamente había colaborado con Henry de Jesús Pérez, el jefe paramilitar del Magdalena Medio que puso los sicarios que mataron a Galán. ‘Dos o tres años de cárcel’ Escobar firmó las cartas manuscritas con el seudónimo de ‘Antonio’. Algunas de ellas iban dirigidas a ‘Guido Parra’, abogado del cartel asesinado poco después por los ‘Pepes’ (perseguidos por Pablo Escobar). El capo decía en esos que no se sometería “a un simple proceso de rendición”. “Aquí todo el mundo está pidiendo diálogo y trato político”, decía. También, que no tenía intención de declararse culpable y hasta hacía cuentas de una rápida salida de prisión. Escobar se entregó en 1991, después de que la Asamblea Nacional Constituyente prohibió la extradición –en un proceso contaminado por la mafia–, y se fugó de la finca cárcel que mandó construirse, ‘la Catedral’, en 1992. Murió perseguido en diciembre de 1993. “Yo creo que estamos muy cerca de lo que el Gobierno quiere. Solo estamos distante por lo siguiente: No nos declaramos culpables. Necesitamos garantías jurídicas de no extradición (más claras) (sic). Necesitamos seguridad física para nuestras familias (salvoconductos). Necesitamos seguridad física para nosotros cuando estemos detenidos y cuando salgamos. Aun si nos declaran inocente de todo, de todas formas estaríamos detenidos como mínimo dos o tres años, ya que tu sabes que todos esos procesos son largos (sic)”. Así propuso lo de la Catedral “El problema es que nosotros no nos podemos ir para la cárcel que ellos digan por qué nos matan (sic). Lo de la cárcel se podría arreglar con el municipio de Envigado, para organizar una cárcel que supla las necesidades de seguridad que nosotros pedimos, una finca cárcel que cambiaría el campamento, cárcel (sic). Pero esa finca cárcel sería manejada solamente por autoridades municipales. Un especie de Yarumito (sic)”.

Originalmente publicado enAugust 20, 2014 @ 1:14 pm

Total Page Visits: 73 - Today Page Visits: 3
Previous Post

Pablo Escobar: Tres libros para entender el fenómeno del narco latinoamericano

Next Post

Gilberto patrocinó seis campañas presidenciales”: última pareja de Gilberto Rodríguez