Fredy Rodriguez Celades: El hijo de Rodriguez Gacha el Mexicano

Fredy Rodríguez Celades nació en 1972,  era hijo de José Rodríguez Gacha el mexicano. Regordete como su padre,  tenía una mente enferma, complaciente y coqueteaba  con cuantas mujeres veia y a las  que encontraba de su agrado no tardaba en hacerles propuestas sexuales.  En cierta ocacion en 1989, estando en un restaurante en Cartagena con su padre, le besó el brazo de una camarera,  le hizo saber a su padre que quería tener sexo con ella. A la negativa de la camarera de acceder a sus groseras propuestas,  de inmediato  Fredy  procedió a dispararle en la cabeza para despues emprender la huida.

Fredy  y su padre huyeron de inmediato a su rancho en Tolu, donde fueron perseguidos por las fuerzas del Bloque de Búsqueda. Huyeron de su rancho,  intentando escapar en una camioneta Chevy roja, pero un helicóptero del bloque de busqueda  abrió fuego contra ellos con una ametralladora, Fredy fue acribillado y el auto en que viajaban prendio fuego.

Muerte

En el momento de su muerte, Rodríguez Gacha estaba luchando guerras al mismo tiempo contra el gobierno de Colombia, el cartel de Cali, las FARC, la DEA, y los hombres de negocios esmeralda dirigidos por Víctor Carranza . Todos ellos comenzaron a colaborar para acabar con él. Su organización fue infiltrado por el cartel de Cali. Carranza y el gremio esmeralda también estaban proporcionando informes de inteligencia.

En agosto de 1989, el Gobierno de Colombia tuvo un respiro cuando el hijo de Rodríguez Gacha, Freddy Rodríguez Celades, fue detenido durante una incursión del ejército de uno de los ranchos de Rodríguez Gacha en el norte de Bogotá. Presunto delito de Freddy, posesión ilegal de armas, fue relativamente menor, pero la policía lo mantuvo más tiempo que la mayoría de los presos no acusados, con la esperanza de presionar a Rodríguez. Cuando no hay signos de preocupación paternal surgieron, la policía liberó a Freddy y esperó.

Jorge Velásquez, alias «El Navegante», un informante colocada por el Cartel de Cali en la organización de Gacha, reveló a la policía que el capo de la droga fue en Cartagena de Indias protegido por 25 guardaespaldas. Cuando la policía llegó allí, huyó a Gacha Tolú en lancha. En el destino, el capo de la droga estuvo acompañado por su hijo Freddy, Gilberto Rendón Hurtado (alias de «mano de yuca» – la supuesta Nº 8 hombre en el Cartel de Medellín y que luego tenía el control de la red para transportar cocaína forman la Costa Caribe ), cuatro guardaespaldas y El Navegante.

El Navegante volvió a dar información sobre la ubicación de Gacha a la policía después de que salió de la tarde del 14 de diciembre de 1989. Con esta nueva información, la policía interceptó a su lancha y lo coloca en uno de los dos helicópteros militares colombianos preparados para la ofensiva.

Al mediodía del 15 de diciembre de 1989, veintidós policías (diecisiete de los cuales eran de la élite de la policía) abordaron los dos helicópteros de artillería y voló sobre El Tesoro, un pueblo entre Coveñas y Tolú, donde se les dijo a la policía que el objetivo estaba oculto.

Al hablar por el altavoz, la policía exigió que la rendición Rodríguez Gacha, pero Gacha y sus hombres, disfrazados de trabajadores agrícolas, esperaban a la policía a retirarse. Aún así, los dos helicópteros mantienen volando sobre la zona. Cuando los fugitivos tuvieron la oportunidad, corrieron a un camión rojo estacionado cerca del pueblo y se fueron, y eran persecución por la policía ..

Después de varios intentos fallidos de escapar de la policía, Freddy Gonzalo (armado con una pistola de 9 mm), Gilberto Rendón y otros tres guardaespaldas bajaron del camión y, al correr hacia un grupo de árboles, que participan en un tiroteo con uno de los aviones , durante el cual dos de los fugitivos fueron asesinados por una ráfaga de la ametralladora helicóptero montado. El helicóptero aterrizó a continuación; 5 policías de élite que participan en otro tiroteo con los fugitivos restantes, dos guardaespaldas y Freddy Gonzalo, finalmente matarlos ..

Mientras tanto, el otro helicóptero estaba persiguiendo el camión con Gacha y uno de sus hombres en el interior. Cuando otra patrulla de la policía apareció en el camino por delante, Gacha y su guardaespaldas se detuvieron el camión, se salieron de ella y se escaparon en una plantación de plátanos en el lado de la carretera. Los artilleros abrieron fuego para tratar de detectar el paradero de los fugitivos en la plantación. Gacha, armado con un subfusil alemán, aminoró el paso cuando se desgarró el cuero cabelludo mientras que intenta conseguir a través de una cerca de alambre. Al sentirse acorralado, disparó su metralleta en la aeronave, que reveló su paradero. Como respuesta, la policía disparó una ráfaga de la ametralladora del helicóptero montado en él, hiriéndolo en una de sus piernas y haciéndole caer. luego le dispararon en la cara, causándole la muerte. Su último guardaespaldas murió poco después ..

Vecinos deducidas por el sonido de las granadas y el daño a su cara que El Mexicano había suicidado mediante la detonación de una granada contra su cabeza. Sin embargo, la policía confirmó que había muerto de una bala, citando el efecto destructivo de una bala de gran calibre y el hecho de que las manos de El Mexicano no fueron dañadas, lo que habría sido el caso si hubiera detonado una granada.

Funeral

Miles de personas abarrotaron las calles de la ciudad de Pacho para el funeral de Rodríguez Gacha el domingo, 17 de diciembre de 1989. Los residentes de Pacho dijo que donó dinero para renovar los edificios, y algunos lo veían como un benefactor público. Cerca de 3.000 personas rodearon el cementerio porque el acceso a los funerales se limita a los parientes. Un periódico estimó el número de asistentes de hasta 15.000.

Total Page Visits: 78 - Today Page Visits: 1
Etiquetas: ,
Previous Post

Atentado en Budapest a Enrique Parejo González

Next Post

Los últimos días de Pablo Escobar en la misteriosa Casa Azul